Destacados
Inicio » Economía » Qué es un préstamo

Qué es un préstamo

Se conoce con el término de préstamo a aquella operación mediante la cual una determinada entidad financiera ofrece a la disposición del cliente una determinada suma de dinero por medio de un contrato. El cliente, es decir, la persona que solicita el dinero, adquiere la obligación de devolver la cantidad de dinero obtenida en un determinado plazo de tiempo. Esta devolución no solamente se hace del total de dinero que la entidad ha prestado, sino que, agregado a este, se tiene que pagar unas comisiones e intereses previamente acordados en el contrato.

que son los prestamos

El pago del dinero se puede realizar en una sola cuota o en varias. Normalmente la cantidad que se devuelve a la entidad financiera se ingresa en varias cuotas mensuales y el coste de dichas cuotas incluyen el interés y comisión acordadas. Cuando nos referimos a préstamos, tenemos que entender ciertos términos relacionados con este tipo de transacción financiera. El dinero que solicitamos en calidad de préstamo se le denomina “principal” y el precio o monto de dinero que se paga por el servicio de poder disponer de dicha cantidad se denomina “interés”. Esto es a groso modo, pero tenemos una descripción más completa a continuación. El periodo de tiempo en el que se acuerda pagar el monto total del dinero que la entidad financiera ha puesto a nuestra disposición se conoce con el termino de “plazo”.

En nuestros días ciertas entidades pueden entregar créditos rápidos con asnef sin precisar presentar una nómina o bien un aval, en dependencia de la cantidad de dinero que pidamos nos solicitarán unos requisitos, a menor cantidad de dinero menos papeles y más comodidades. Los bancos tradicionales no acostumbran a prestar dinero si no es con unas condiciones de seguridad que puedan asegurar su devolución, con lo que es bien difícil que si no tenemos nómina o bien aval nos puedan entregar un crédito veloz de forma urgente, aunque es cierto que las financieras privadas de creditos están en el el día de hoy.

La persona o entidad financiera que se encarga de prestar el dinero al cliente se le denomina “prestamista” y el cliente en este caso pasa a ser el “prestatario”.

Muchas veces se confunden los términos “préstamo” y “crédito”. Es muy cierto que si no se posee ciertos conocimientos financieros es muy probable que cometamos este error y en alguna ocasión hayamos utilizado los términos sin distinción a la hora de referirnos a uno y otro.

Algunas de las diferencias más importantes entre los términos “préstamo” y “crédito” son las siguientes:

Cuando la entidad financiera pone a la disposición del prestatario una cantidad de dinero fija que se tiene que devolver en un determinado plazo de tiempo y con unos intereses pre-establecidos, estamos hablando de un préstamo. Sin embargo, cuando una entidad financiera le ofrece a un cliente el dinero que necesita dentro de una cuenta de crédito (hasta una cantidad máxima), esta operación se denomina crédito.

El préstamo es un tipo de operación que se caracteriza por realizarse a largo o mediano plazo y la devolución del dinero se efectúa a través del pago de cuotas mensuales, trimestrales o semestrales dependiendo de los términos del contrato. Este tipo de operación ofrece la ventaja de que el cliente pueda planificar sus pagos y presupuesto personal.

La mayoría de las veces los prestamos que se otorgan son personales y son concedidos a personas particulares para fines privados. Es por esta razón que normalmente se requiere, para poder obtenerlos, la garantía de un aval o la garantía de alguna propiedad.

Cuando a una persona le conceden un préstamo, dicha cantidad de dinero normalmente ingresa directamente en su cuenta bancaria y los intereses que deberá pagar se contaran desde el primer día en que el dinero este en su poder.

Deja un Comentario

Scroll To Top