Destacados
Inicio » Economía » Tarjetas de crédito solidarias

Tarjetas de crédito solidarias

La pobreza, el hambre, las guerras, las epidemias y los problemas ecológicos, entre otros, constituyen unos de los tantos desafíos que debe enfrentar la sociedad posmoderna actual. Sin embargo, no todo es desolador, muchas ONG (Organización no Gubernamental) trabajan día a día para sembrar la esperanza. No obstante, la labor que realizan las ONG es tan grande, que requieren de un gran apoyo económico para poder cumplir con sus objetivos.

Ante esta necesidad, han surgido diferentes productos bancarios que tienen como finalidad ayudar económicamente a las ONG: libretas de ahorro solidario, fondos de inversión éticos y solidarios y las tarjetas de crédito sociales.

Las tarjetas de crédito sociales son el producto financiero con fines sociales más difundido, que permite al usuario ahorrar, comprar y a las vez apoyar económicamente a organizaciones, instituciones y programas de acción social, como por ejemplo UNICEF, Médicos sin Fronteras, Caritas y la Cruz Roja.

creditos solidarios

Los bancos firman convenios con las ONG, que son variables dependiendo de la organización. En ocasiones se dona la ONG seleccionada por el titular, un porcentaje de la facturación realizada por el cliente con la tarjeta, en otras el banco dona un porcentaje de lo recaudado en los comercios que cobran con este sistema.

También existen tarjetas de crédito solidarias que permiten acumular puntos cada vez que se realiza una compra, que se podrán intercambiar por regalos o donaciones que serán enviadas a distintos proyectos solidarios. La tarjeta le brinda al cliente unas series de ventajas: poder pedir hasta dos tarjetas adicionales en forma gratuita, cobertura contra daño o robo accidental de las compras realizadas con la tarjeta y un teléfono de atención al cliente las 24 horas.

El surgimiento de los productos bancarios, con fines sociales ha generado una apasionada polémica. Muchos sectores dudan de las buenas intenciones de los bancos, considerando a estos productos, en especial a las tarjetas de crédito solidarias, por tratarse del mayor exponente entre ellos, como una muy buena estrategia de marketing destinada a crear entre los clientes más pudientes “cargos de conciencia” para aprovecharse de ellos.

Ante la acusación de falta de ética, los bancos a través de sus representantes, se defienden alegando que los clientes que deciden colaborar a través de las tarjetas de crédito solidarias son previamente informados por la institución acerca del monto de la ayuda, además de hacerle conocer al cliente la ONG que será beneficiada con su aporte.

Por otra parte, el banco es el encargado de controlar que las ONG que se benefician de estos productos bancarios tengan un certificado de finalidad social, la efectividad del funcionamiento del organismo. Es decir, el cliente que decide ayudar a través de las tarjetas de crédito solidarias, sabe cuanto va a aportar, a que ONG y tiene la tranquilidad de saber que dicha ONG realmente cumple un fin social. Los bancos insisten con que no hay engaño, sólo funcionan como intermediarios entre personas que quieren y pueden ayudar económicamente y Organizaciones de bien público que prestan efectivamente la ayuda.

Fuente: Prestamospersonalesnet.es

Deja un Comentario

gerilim filmleri izle lazer epilasyon
Scroll To Top