El consumo de tabaco, en su recta final: los gobiernos toman medidas drásticas para 2024

Muchos gobiernos de las primeras potencias mundiales quieren reducir el consumo de tabaco a partir de 2024: la realidad es muy clara

El tabaco es uno de los principales motivos por los que se producen la mayoría de cánceres de pulmón. Además, la edad en la que se empieza a fumar baja de cada vez más, motivo por el que se ha generado una alarma social entre los gobiernos. La salud siempre está en jaque si eres fumador o convives que personas que tienen esta mala costumbre. En 2024 se producirá un antes y un después para todos ellos acorde a las últimas informaciones.

Consumo de tabaco 2024
El consumo de tabaco, en su recta final: los gobiernos toman medidas drásticas para 2024 Edicionsupc.es

Uno de los primeros países en tomar medidas drásticas contra el consumo de tabaco ha sido Francia. El Gobierno de Macron ha querido declarar la guerra al tabaco y a todos aquellos fumadores que tienen este mal hábito y que, a medio y largo plazo, les puede costar la vida. Algunas cajetillas cambiarán su precio de forma sorprendente hasta superar los 12 o 13 euros, una cuantía que no todos los fumadores se pueden permitir. En España la mayoría de fumadores destinan miles de euros al año en tabaco, algo que ha querido corregir también Pedro Sánchez con algunas medidas en 2024.

El consumo de tabaco, en jaque en 2024

Pedro Sánchez y el resto de su equipo, han querido declarar la guerra al tabaco como nunca antes en España. Bien es cierto que en noviembre de 2023 los precios del tabaco han subido en un porcentaje menor, pero 2024 es el año marcado en rojo para combatirlo de una forma muy agresiva. El Ministerio de Sanidad conoce de primera mano las muertes que se producen por el consumo de este producto, de ahí que, con la colaboración de Hacienda haya tomado medidas drásticas.

Consumo de tabaco 2024
El consumo de tabaco, en su recta final: los gobiernos toman medidas drásticas para 2024 Edicionsupc.es

La estrategia de ambos ministerios es muy simple: «Si subimos los impuestos, se consumirá menos tabaco». Es la norma no escrita que seguirán para intentar reducir el consumo de tabaco e impedir así que los jóvenes puedan hacerse con este producto de una forma sencilla. No solo afecta a las cajetillas más conocidas (West, Philip Morris, Malboro, Fortuna, Morris o Chesterfield, las cuales se vieron afectadas en noviembre). En la diana estarán también el tabaco de pipa y ciertos cigarillos menos conocidos como Don Julio Punta Espada Gordo o Cohiba Short 88 Year of the Dragon Edición Limitada 2024. Estos últimos tendrán precios casi prohibitivos acorde a los últimos datos ofrecidos por Hacienda y desvelados por los medios de comunicación españoles.

El consumo de tabaco está en tela de juicio y esto solo parece el comienzo de una guerra contra uno de los productos que más atenta contra la salud.

Impostazioni privacy